«

»

Apr 06

Guia de Apoyo para Padres Divorciados

Actualmente nuestro país y el mundo entero registran los mayores índices de divorcio de todos los tiempos.  En México el 70% de los matrimonios termina en divorcio. Reflejo indiscutible de  una sociedad falta de compromiso personal, de carencias personales no resultas del pasado y pensar que en el otro se podrán resolver, que el compañero o compañera son responsables de la propia felicidad y la falta de habilidad para darse uno mismo lo que necesita.

Sean cuales sean las causas que orillan a tomar esta decisión, es necesario saber e informarse de la mejor forma de llevar a cabo este proceso en beneficio de los hijos.

Loreto Aldunate nos presenta los siguientes aspectos a considerar durante un divorcio en su Guía de apoyo para padres divorciados.

Guía de apoyo para padres divorciados

Algunos temas importantes a considerar

Un buen divorcio es preferible a un mal matrimonio. Es importante comprometerse a hacer las cosas mejor de lo que se hicieron durante el matrimonio…

La opción de disolver la familia tradicional es preferible a enseñar mediante el ejemplo cómo vivir sin amor, respeto, honestidad y en conflictos continuos…

El divorcio no necesariamente tiene que afectar a los niños negativamente si los padres deciden que en todas las decisiones van a tomar en cuenta EL BIENESTAR DE LOS NIÑOS primero…

La preparación para todas las transiciones es importante: Explicar detalles/planes/el hecho de que la separación de los padres NO ES SU culpa…

Tener un PLAN específico para mantener el contacto regular con ambos padres es crucial, excepto en los casos de violencia doméstica/abuso corporal, sexual, emocional…

Evitar discusiones de temas de adultos en presencia de los niños; no es importante que sepan todos los detalles de lo que llevó a la separación; según crezcan, irán preguntando y podrán procesar la información con menos dificultades…

Los ex-esposos deben trabajar en cómo desarrollar una mejor comunicación con respecto a todo lo que concierne a los hijos, independientemente de los problemas entre ellos…

Acceso y participación de ambos padres es importante por el tiempo que los hijos lo necesiten….

A continuación se exponen diversas preguntas que suelen hacerse los niños cuando los padres se divorcian. El saber como padres que estas preguntas son normales y el tener claras sus respuestas, favorece el camino hacia una mejor comunicación durante el proceso.

¿Por qué?

¿Es mi culpa?

¿Qué tal si los dos me dejan?

¿Qué va a pasar conmigo ahora?

¿Qué va a pasar ahora?

¿Qué se supone que haga yo?

¿Puedo arreglar esto?

¿De qué lado estoy?

¿Cuándo me voy a sentir mejor?

¿Cuándo se mejorarán las cosas?

¿Se normalizarán las cosas algún día?

La reacción de cada niño al divorcio de sus padres depende de su nivel de desarrollo, su personalidad y temperamento, sus estilos de aprendizaje, sus fortalezas y debilidades particulares, y sus necesidades únicas. A continuación expondremos las reacciones que suelen evidenciarse según etapa evolutiva del niño.

El Divorcio de acuerdo a  las Etapas del Desarrollo de los Niños

Bebés (0-1 año):

- No comprenden las razones del conflicto, pero se dan cuenta del clima emocional del hogar, sienten la tensión y el descontento.

- Se dan cuenta de los cambios en los niveles de energía y en estado emocional de los padres.

- Se dan cuenta de cuando uno de los padres ya no está en el hogar.

- Dependen totalmente de los adultos que los cuidan.

- Comienzan a desarrollar confianza en otros y en el mundo.

- Cuánto tiempo se pase con los bebés determina la formación de los lazos afectivos.

- Fíjese si muestran señales de malestar. Si lucen más irritables, nerviosos, si demuestran más rabietas, pérdida de apetito, o retrasos en su desarrollo.

- Hágales sentirse seguros demostrándoles afecto, meciéndoles, tocándoles, hablándoles con cariño.

- Mantenga sus juguetes y objetos favoritos a la mano.

- Mantenga las rutinas lo más posible.
Introducir personas nuevas gradualmente.

Niños pequeños (1-3 años):

- Necesitan estabilidad y predictibilidad.

- Son egocéntricos: creen que causan todo lo que pasa.

- Fíjese si muestran señales de malestar: llanto excesivo, apego extremo, dificultades al dormir, pesadillas, ansiedad de separación, regresión a comportamientos más inmaduros.

- Ofrecerles más atención y cariño, especialmente a la hora de separarse.

- Hablar sobre el divorcio a un nivel que puedan comprender.

- Hacerles sentir seguros con muestras de afecto verbales y físicas.

- Demostrar que comprenden su malestar.

- Mantener las rutinas lo más posible.

- Introducir personas nuevas gradualmente.

Niños de edad preescolar (3-5 años):

- Necesitan estabilidad y predictibilidad.

- Son egocéntricos. Creen que causan todo lo que pasa, piensan que pueden controlar los eventos, se sienten responsables o culpables del divorcio.

- Tienen fantasías sobre la reconciliación de los padres.

- Fíjese si muestran señales de malestar: tristeza, confusión, preocupaciones, temores, pesadillas, agresión, regresión a comportamientos más inmaduros, aislamiento, apego extremo, quejosos.

- Hablar sobre el divorcio a un nivel que puedan comprender.

- Hacerles sentir seguros con muestras de afecto verbales y físicas.

- Leerles libros sobre el divorcio.

- Animarles a hacer preguntas y a hablar sobre sus sentimientos y pensamientos.

- Demostrar sensibilidad a sus temores.

-  Decirles repetidamente que no son responsables por el conflicto o el divorcio.

- Apoyar la relación de los niños con el otro padre, a menos que sea peligroso.

- Mantener las rutinas lo más posible.

- Introducir personas nuevas gradualmente.

Niños de escuela primaria (5-12 años):

- Se dan cuenta de lo que pasa, pero carecen de las destrezas necesarias para lidiar con los conflictos.

- Pueden comprender el concepto de divorcio.

- Penan la pérdida de la familia como era antes del divorcio.

- Pueden sentirse rechazados por los padres.

- Tienden a culpar a otros, a menudo a uno de los padres.

- Hablar sobre el divorcio a un nivel que puedan comprender.

- Fíjese si muestran señales de malestar: tristeza, problemas académicos y/o sociales en la escuela, comportamiento inapropiado, achaques físicos, conflictos entre hermanos por competencia.

- Hacerles sentir seguros con muestras de afecto verbales y físicas.

- Leer libros sobre el divorcio.

- Animarles a hacer preguntas y a hablar sobre sus sentimientos y pensamientos.

- Demostrar sensibilidad a sus temores.

- Decirles repetidamente que no son responsables por el conflicto o el divorcio.

- Apoyar la relación de los niños con el otro padre, a menos que sea peligroso.

- Mantener las rutinas lo más posible.

- Introducir personas nuevas gradualmente.

Adolescentes (13-17 años):

- Están más envueltos con su grupo de pares y dependen menos de sus padres que los niños menores.

- Les preocupa el impacto del divorcio en sus relaciones.

- Sienten dudas de sus propias capacidades de establecer relaciones a largo plazo.

- Pueden tratar de tomar ventaja de los padres.

- Fíjese si muestran señales de malestar: ira y hostilidad extrema, actitud desafiante, preocupación por asuntos financieros u otros asuntos de adultos, auto-concepto disminuido, aislamiento, problemas académicos o sociales en la escuela, comportamientos impredecibles o arriesgados.

- Mantener abiertas las vías de comunicación.

- Ser justo y razonable al asignarles responsabilidades.

- Apoyar la relación de los muchachos con el otro padre, a menos que sea peligroso.

Mtra. Psi. Loreto Aldunate

Clinical Psychologist and Clinical Researcher

Cognitive Behavioral Approach

loreto.aldunate@gmail.com

Aprender Para Educar  2010

Just for Teachers 2010

www.justforteachers.com.mx

www.aprenderparaeducar.com

Permanent link to this article: http://www.aprenderparaeducar.com/guia-de-apoyo-para-padres-divorciados/

6 comments

Skip to comment form

  1. Nazario Garcia Robles

    Hola soy nazario García, tengo 42 años duré casado por trece años y tenemos una nena de 9 años.
    Nos separmos desde MArzo del 2011 y finmalmente el divorcio oficialñ se dió en diciembre del 2011.
    Necesito orientación para transmitirle muchas situaciones a mi hija, saber educarla adecuadamente.
    Me siento con remordimiento muy grande por haber truncado su felicidad con una familia normal tengo un sentido de culpabilidad que no me deja tranquilo.
    Me gustaría recibir su acesoria y orientación.

    Muchas Gracias.

    Atte.
    Nazario Garcia.

  2. Nazario Garcia Robles

    Hola soy Nazario García, tengo 42 años duré casado por trece años y tenemos una nena de 9 años.
    Nos separmos desde Marzo del 2011 y finalmente el divorcio oficial se dió en diciembre del 2011.
    Necesito orientación para transmitirle muchas situaciones a mi hija, saber educarla adecuadamente.
    Me siento con remordimiento muy grande por haber truncado su felicidad con una familia normal tengo un sentido de culpabilidad que no me deja tranquilo.
    Me gustaría recibir su acesoria y orientación.

    Muchas Gracias.

    Atte.
    Nazario Garcia.

  3. Patricia Giménez

    Nazario, Gracias por tu confianza.
    Es fácil centrarse en el círculo de la preocupación en dónde la culpa nos paraliza, concéntrate en las cosas que SI puedes hacer para el bienestar de tu hija. Concéntrate en tu círculo de acción ¿Qué cosas si puedes hacer?
    La sociedad ha planteado una equivocada creencia de que los hijos de padres divorciados son diferentes a los de padres que permanecen casados aún con circunstancias que no son favorables para sus hijos. Los hijos de padres divorciados viven otra vida que les da la oportunidad de fortalecerse, adaptarse, vivir una vida mejor. Los padres tenemos entonces la responsabilidad de seguir nutriendo a los hijos aunque no vivamos en el mismo techo. Es fundamental para el desarrollo de tu hija que seas un papá amoroso y presente.Te recomendamos leer el libro CONSEJOS PARA PADRES DIVORCIADOS de Martha Alicia Chavez. Estamos a tus ordenes Nazario. Lic. Patricia Giménez

  4. elizabeth olvera

    si te sirve.

  5. Tattiana Maidadna

    hola! tengo 20 años y soy madre de un niño de 3 años! estube 5 años con el padre de mi hijo, y ahora despues de casi un año de no estar juntos ya no doy mas!! recurro a esto xq nadie cree q a mi hijo le pasa algo, las respuestas q escucho son ” es normal”, ” no tiene nada”, “ya se le va pasar” y cosas así…
    pero yo se q muy dentro de su cuerpecito está llorando pidiendo a gritos q alguien le explique las cosas y todas esas preguntas q no sabe expresar , le salen con emociones negativas hacia mi “SU MAMÁ”.
    no creo haber hecho algo mal como para recibir esa respuesta de su parte, pero como es un niño y no entiende bien las cosas trato de evitar pensar, q me las dice de verdad!! tengo un nudo en el pecho q me está ahogando!! siento q todas esas actitudes y berrinches q me hce son mi culpa, no lo puedo manejar! llegué al punto de que me dé verguenza salir con él .. xq simplemente no lo puedo controlar!! xq todos opinan y nadie me ayuda, xq xq hace un tiempo ya que intento solucionarlo yo, y no puedo!! xq vivo de llanto en llanto.. quiero q alguien q me entienda me de un camino a seguir… xfavor alguna ayuda!!!

    muchas gracias! tatti

  6. Andrea

    Tattiana Maidadna:
    En primer lugar quiero decirte que tenga fe que todo mejorará. Piensa que el mundo de tu pequeño ha cambiado radicalmente con la separación de sus padres y la única persona que está allí para contenerlo eres tú.
    Debes entender que es “esperable“ (no usaría normal, porque cada niño reacciona diferente según su personalidad y las herramientas emocionales que tenga) el cambio en el comportamiento de tu hijo. Debes hacerle sentir que lo comprendes, dándole un espacio para que hable de lo que siente, preguntándole tu qué cosas lo ponen triste o enojan y explicando que tu a veces también te pones triste o enojada, así que sabes lo que sientes. Imagino que habrá muchos momentos en que te sientes desbordada, y que lo expresas de diferentes maneras. Haz un esfuerzo por mantenerte serena, aún cuando no lo estés.
    la práctica en esto hará que aunque al principio sólo aparentes serenarte, finalmente lo logres realmente. Así podrás mantenerte calmada en medio de sus rabietas porque así lo has decidido y tu tienes el control de esta parte de la situación. Por otro lado debes ser firme en poner los límites. Al estipular limites razonables y cumplirlos siempre, no sólo le enseñas buenos principios para su vida, sino que también le enseñas que eres confiable y que cumples lo que prometes. De modo que cuando has sido consistente con hacer cumplir los límites, el aprenderá que si mamá dice algo (ya sea que no se toca la corriente, o que si lo dejas en e jardín volverás a buscarle a la hora señalada) lo cumple. Si confía en tí, es más fácil que se rebele menos y que se sienta más seguro, lo que disminuirá su ansiedad y mejorará su comportamiento.
    Por último, no dejes de buscar ayuda de un profesional para manejar esta situación. No es porque tengas ninguna patología, sino porque estas situaciones son muy desestabilizantes y necesitas mantenerte centrada.
    Finalmente, confía en que Dios te ama a ti y a tu hijito y pidele a Él que te sostenga durante estos momentos.
    Te deseo lo mejor,
    Caty

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>